Tocamos el cielo con Vega

Hacía ya bastante tiempo que tenía ganas de asistir al formato ‘Live the Roof’ que lleva celebrandose por lo largo de geografía española desde hace unos años, pero entre que nunca pasaba por mi ciudad o las fechas no cuadraban, me había sido imposible. Por eso, tenía marcado en rojo en el calendario la fecha del 21 de julio desde que se anunció este nuevo ciclo alicantino. A las ganas que le tenía al formato se sumaba que la elegida para la fecha era Vega, a la que tras la gira presentación de ‘Wolverines’ y su parón por maternidad ya la echábamos de menos y está de vuelta a la actualidad con ‘Non Ho L’età’, un más que destacable disco de versiones italianas de los años 60. El marco además era incomparable, el castillo de Santa Bárbara, en un formato acústico y muy íntimo y con las playas de Alicante a nuestros pies.

La anécdota la tuvimos nada más empezar, con un ‘Buenas Noches Valencia‘ que vino seguido de las risas y aplausos consiguientes. Para los que seguimos el mundillo musical, una de las preguntas más manidas a los artistas es la de… ¿alguna vez te has equivocado de nombre de ciudad? Pensemos que si estuvieramos cada día en una ciudad, llega un momento en el que uno puede perder la noción del espacio. Pasado esto, la noche no podía más que crecer… y así fue. Acompañada de su inseparable Kike Fuentes a la guitarra en el que la mayor parte del peso se lo llevaron ‘Wolverines’ y ‘Non Ho L’età’. Fue todo un gozo para los sentidos disfrutar de la desnudez de las canciones solo a voz y guitarra y aunque Vega pedía algo más de acompañamiento en voz por parte del público la verdad que se agradece también la respetuosidad en este tipo de formatos que te permiten apreciar matices de las canciones que normalmente no puedes. Los ‘regalos’ en forma de temas más antiguos recayeron en ‘Requiem’, ‘El Más feliz (Finis Terrae)’, que se la pidieron la noche anterior en Valencia y que  la tuvo que dejar para Alicante (afortunadamente para mi también) o ‘Cuanta Decepción’ una de las más coreadas. Muy destacable también la versión de ‘Wonderwall’ con la que quiso recordar sus principios musicales cuando soñaba con ser artista.

Y así se nos pasó la noche, en un tris y con ganas de que hubiera durado una hora más el concierto. Como siempre, Vega no faltó a la cita al finalizar el concierto con el público y es algo que no podemos más que agradecerle. Para nosotros como web, es también una de nuestras artistas más queridas por como nos ha tratado siempre y nuestra andadura empezó con una crónica suya (De Concierto Con… Vega) así que nos encanta seguir disfrutando de su música e intentado que la gente le de una oportunidad a una de las mejores compositoras del país.

Vega comienza en septimbre la gira de presentación de ‘Non ho l’età’ con fechas confirmadas en Barcelona, Madrid, Sevilla y A Coruña y que mientras no llega su siguiente disco propio, esperamos que pueda llegar a alguna ciudad más del país.

No querría cerrar la crónica sin comentar un par de detalles a mejorar en la gestión del concierto. Una vez que llegamos al castillo, no nos encontramos ningún cartel diciendo en que parte se celebraba y tampoco sabíamos que el acceso por ascensor del que se dispone iba a quedar abierto tras el concierto (según la web del ayuntamiento cerraba a las 19:45). Por este hecho del tiempo de cierre del ascensor y un paron que se hace a mitad de concierto (del que el público tampoco sabíamos nada), estuvimos a punto de que Vega tuviera que recortar el concierto. Nos alegramos de que finalmente no fuera así, pero también creemos que hay tiempo para todo, consumir y disfrutar de la música.

Os dejamos con el enlace a los vídeos del concierto, esperamos que los disfrutéis.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *