Texas has a Halo

El 9 de Octubre arrancó la primera fecha de la gira europea que los escoceses Texas realizan desde hace casi una década, el lugar escogido fue la Sala La Riviera de Madrid que a pesar de contar con todas las entradas agotadas, dejaba una sensación de insuficiente acogida para uno de los grupos más laureados de finales de los 80, principios de los 90. Quizá el tiempo necesitado para recuperarse de dolencias, rupturas o para iniciar carreras en solitario, los alejó del interés del público, le podemos echar la culpa también a la escasa publicidad que han dado del concierto, o a que el último cd no ha sido del gusto de los oyentes, pero sorprende cuanto menos la diferencia de fama del grupo en tan poco tiempo.

Y sorprende sobre todo, tras ver el despliegue de ayer, con una Sharleen Spiteri que, por muchos años que le caigan encima, conserva un atractivo arrollador, devora dudas con un carisma y una energía contagiosos, una voz que parece haber sido congelada tiempo ha, y que, con todo ello, guía a compañeros y a público justo donde ella quiere, a recordar por qué un día fueron y que sólo ellos decidirán si siguen en el mundo de la música, nadie más. Fue entrañable ver a Ally McErlaine recuperado y en plena forma con su inseparable guitarra, o lo bien engranado que se ve a Tony McGovern siendo la sombra de la cantante en todo momento.

Allí se congregaron gente de muy diversas edades, fans de toda la vida deseosos de que un bocado de guitarras con sabor a rock sureño les saciara la ausencia de estos años, o nuevos seguidores que deseaban disfrutar al ritmo de sus últimos éxitos como ‘Summer Son’ o ‘Inner Smile’. Contaron con dos teloneros más que aceptables. Los primeros serían los ingleses Girl Called Johnny, un grupo indie con aires que recuerdan a Blondie (Heaven knows), y los segundos los barceloneses Holy Bouncer, que con una imagen joven y garaje (Ellis Song), mostraron estar muy influenciados por Two Door Cinema Club en su sonido, mención especial el enérgico batería de la banda, muy entretenidos ambos, bastante recomendables sin duda.

Y llegó el momento en que sin artificios, sin telones, pero con ganas y ritmo, los componentes de la banda encamisados y trajeados (no faltó ninguno, ni siquiera Johnny Mcelhone antiguo bajista de la banda, que les seguía la pista atento entre bastidores) pisaban el escenario para dar comienzo a la velada con ‘Detroit City’ uno de los mejores temas dentro de su nuevo disco ‘The Conversation’, no les haría falta mucho para ganarse a los presentes, estaban radiantes, y sonaban contundentes, los violines que preceden a ‘Halo’ o los bailes en ‘In Our Lifetime’ provocaron que el ánimo no decayera entre los presentes, y es que fueron astutos en combinar temas míticos con canciones del último álbum como ‘If This Isn’t Real’ o ‘Big World’ que a pesar de sonar a los Texas de antaño, y transportarnos 25 años en el tiempo, no entusiasmaron al público (por supuesto, siempre hay excepciones como fueron el caso de ‘Dry Your Eyes’ o ‘The Conversation’), ni mucho menos se trata de malos temas, si no que quizá los flirteos del sonido de la banda con temas algo más electrónicos o simplemente, con más pegada, hagan que la balanza sea clara. Numerosos fueron los agradecimientos de Spiteri a los seguidores, encantada se mostraba de estar de nuevo en la carretera por unos meses, y más aún, de visitar nuestro país donde el público sea mayor o menor en número, siempre le regala vítores.
Por allí pasaron desde ‘Black Eyed Boy’, ‘Inner Smile’ a ‘Summer Son’, para hacer enloquecer con gritos, saltos y bises a banda y público, en lo que podemos denominar el momento álgido de la actuación ¡y qué momento! ‘I Don’t Want A Lover’ en una preciosa versión acústica anunciaba el momento más country de la noche, seguida por la cover de Johnny Cash ‘Jackson’, no sería la única versión de la noche ya que se cerraba con la divertida ‘I Heard It Through The Grapevine’ de Marvin Gaye, el por qué de estas covers sólo lo saben ellos, sobre todo cuando discos como ‘Careful What You Wish For’ o ‘Red Book’ son completamente ignorados en esta ocasión, cuando temas como ‘So In Love With You’, ‘Prayer For You’  o ‘So-called Friend’ se quedan también en el tintero, o cuando 17 temas se quedan en un pestañeo como resumen de su carrera, pero así son, así es, con halo o sin él, con más giras o proyectos futuros juntos o sin ellos, seguirán teniendo una magia con la que algunos grupos nacen, de la que son dueños y de la que no todos saben hacer un buen uso. ¡Y esta noche estarán en la Razzmatazz en Barcelona!

SETLIST

1.Detroit City
2.Halo
3.In Our Lifetime
4.If This Isn’t real
5.When We Are Together
6.Big World
7.Dry Your Eyes
8.In Demand
9.I Need Time
10.Summer Son
11.Say What You Want
12. Black Eyed Boy
13. Inner Smile

BIS1
14. I Don’t Want A Lover
15. Jackson

BIS2
16.The Conversation
17. I Heard It Through The Grapevine

1 comment on “Texas has a Halo”

  1. Pingback: Texas tocando en casa – En 1ª Fila

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *