Sufjan Stevens emociona Madrid

IMG_20150930_210457Era su primer concierto en la capital española,  y se sintió como en casa. No hizo falta que saludara cuando entró al escenario, ni que fuera especialmente hablador con el público, sus palabras sobrevolaban un llenísimo Circo Price procedentes de cada uno de los instrumentos que tocaba. Arropado por 4 espectaculares músicos, presentó uno de los discos del año ‘Carrie & Lowell’ un trabajo sencillo de forma, mágicamente profundo en las letras que describen la muerte de su madre y con una puesta en escena tan precisa como espléndida.

Los canadienses Austra fueron los encargados de telonear al de Detroit. Electrónica muy bien resuelta y coronada por la lírica voz de Katie Stelmanis presentó temas como ‘Home’ o ‘Lose It’ representando así sus dos trabajos, sin duda, un interesante proyecto y buena forma de caldear el ambiente. Llegó la hora del hombre de la noche, entradas agotadas desde hace meses y mucha expectación por comprobar si lo vivido hace unos años en el Primavera Sound era un espejismo o una realidad.

Sentado en su piano, hizo sonar una intro con los primeros acordes de ‘Redford (For Yia Yia & Pappou)’ y pasó a presidir el escenario guitarra en mano dando paso a ‘Death With Dignity’, sumando a buena parte del público en un momento crudo al ser correlativas las canciones en las que el hilo conductor era la muerte, y más de una lágrima se vio caer por mucho que algunas y algunos se escondieran. Era el momento de dejarse llevar, Sufjan ponía la intimidad y un tema bastante duro de asimilar -EL momento llegó cuando entonó el ‘We´re all gonna die’ de la canción 4th of July-, y el público, por su lado, asistía ensimismado a la demostración de poderío artístico del estadounidense.

 

Con muchas ganas acogió el público canciones como ‘Vesuvius’, ‘The Dress Looks Nice in You’ o ‘ To Be Alone With You’, vaivén de solos instrumentales de una calidad excepcional, a veces no sabías si habían colocado el vinilo y lo habían dejado sonar o era real tanta precisión. Una de las anécdotas de la noche que hizo pensar que aquello era más que verídico, fue su breve amnesia para recordar la letra de ‘Concerning the UFO Sighting Near Highland, Illinois. Colofón con ‘Chicago’ en versión acústica, cuyos violines característicos fueron los grandes ausentes, aunque teniendo en cuenta la alegría que contagian y la temática ciertamente devastadora de esta etapa, entendemos que se decidiera por la primera. Un lujo en todos los sentidos y para casi todos los públicos.

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *