Najwa convierte en una rave su presentación de Rat Race

Najwa Nimri presentó ayer en la Sala OchoyMedio de Madrid su ‘Rat Race’ en directo, era el primero en que comprobar cómo suena un disco que a ha devuelto a la actualidad musical, que la devuelve a la electrónica sin Jean, que le sienta de fábula, y que le ha hecho desnudar (literalmente) su estado actual de forma. Cualquiera que escuche el disco, podría pensar en una puesta en escena con banda y con gran peso de los pregrabados y el disfrute del ritmo, o bien trasladarse mentalmente a una rave con todos los ingredientes que ésta supone.
Bien pues parece que Najwa siempre poco amiga de lo convencional, se ha decidido por esta última para presentar su particular “carrera de ratas”; con una puesta en escena bastante minimalista, con un bajista y otro señor encargado de la mesa de mezclas, Macs y teclados, ataviada con su peluca rubia característica imagen de este disco, se presentó ante el público.
La camaleónica artista conoce sus bazas a la perfección: una característica voz muy bien empastada con sus pretensiones, suaves contoneos, miradas o risas fingidas, y tiene al público en el bolsillo, está claro que el sonido del disco y las melodías pegadizas de muchos de los temas como ‘Dumb, Rich, Poor’  o el single cantada en segundo lugar, también contribuyó a la comunión de público y cantante. Sorprendió la no interpretación de ningún tema pasado, ni de su época en solitario, ni de la época NajwaJean, lo que se dice una presentación fidedigna del último trabajo, alargó temas de forma acertada para los que vivieron una noche improvisada en la Space o en Amnesia de Ibiza, ella empezó y acabó descontenta con el juego de luces que la debía acompañar en su actuación, pero sólo se puede decir que brilló, a su manera, pero así fue. Supo hacerse ver extasiada cuando era necesario (‘What’) al igual que más cercana cuando el tema lo requería (‘Timeless’).

‘Heroic Mood’, ‘Feed Us’ y sobre todo, ‘Pijama’  fueron las más laureadas, aunque todas tenían su público venido arriba, confeti final como en las grandes fiestas, se hubiera agradecido algún tema pasado tocado por la nueva era Najwa (al menos de momento, ya se sabe su gusto por el cambio). No se la pierdan, haga un disco sin repercusión mediática u otro que gana todas las buenas críticas, no cambia para bien o para mal, divertida y mordaz hasta para pedir que la secunden cantando ‘Room, Bed, Pijama’ “como en un concierto de Extremoduro”, atentos a las fechas, estará en algunos festivales también y, cómo no, merecerá la pena.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *