La Noche De Las Astronautas De Zahara

Poco podemos decir de Zahara que aún no hayamos dicho ya en el blog… de sobra es sabida nuestra devoción por la cantante jienense que nos tiene cautivados con su música desde que publicara allá por 2009 «La Fabulosa Historia De…«. Su carismática voz de seda, su magnetismo y sus intensas letras consiguieron que nos fijáramos en ella al instante y apostaramos por este joven talento desde sus comienzos. El paso del tiempo nos ha dado la razón confirmando que llegó para quedarse, diez años después sigue más activa que nunca. Durante esta década le ha dado tiempo a hacer de todo, publicar 4 discos de estudio, escribir 2 libros, colaborar con el programa «#0 Likes» de Movistar o hacer decenas de duetos con las mejores bandas del indie nacional.

Precisamente para celebrar su décimo aniversario como artista consagrada y aprovechando el tirón de su último trabajo «Astronauta«, ha querido agradecer todo el cariño y apoyo recibido por sus fans con un concierto exclusivo titulado «La Noche De Las Astronautas«. Éste se incluía en el ciclo de conciertos de las Noches del Botánico de Madrid que llevan celebrándose en los famosos jardines de la Ciudad Universitaria de la capital desde 2016 y por el que ya han pasado artistas internacionales de renombre como Patti Smith, Tony Bennett o Bryan Ferry. Aunque para la temporada de 2019 cabe destacar que el microfestival veraniego ha apostado por el producto ibérico invitando a gente como Ana Belén, Iván Ferreiro o Los Planetas.

Tratándose de una noche tan mágica, Zahara decidió dedicar este concierto a todas las mujeres del mundo, haciendo especial énfasis en lo difícil que es ser una de ellas cuando trabajas en el mundo de la música. Pero su mensaje de empoderamiento femenino no quedó solamente ahí, la cantante se guardaba un montón de cartas debajo de la manga para apoyar su reivindicación. Como no quería hacerlo sola, se le ocurrió la genial idea de invitar a otras artistas femeninas (y también amigas) a cantar con ella en el escenario. Si habéis tenido la oportunidad de ver a esta mujer en concierto, ni os podéis imaginar cómo es hacerlo cuando está acompañada de referentes de la música independiente nacional… vamos lo que viene a ser una FANTASÍA MUSICAL.

Cabe destacar que el setlist de una noche tan exclusiva se centró principalmente en sus dos ultimos trabajos «Santa» y el anteriormente nombrado «Astronauta«. Puede que esto se deba a que su carrera despegó definitivamente cuando allá por 2005 decidió crear G.O.Z.Z. Records para así poder autoeditarse sus propios discos y ser la dueña y señora de todas sus creaciones. Desde aquí le aplaudimos su valor y determinación por haber tomado esta decisión puesto que todos sabemos lo difícil que puede llegar a ser montar un negocio propio, y aún más en un mundo tan competitivo como el de la música (y siendo mujer).

Pero volvamos al concierto en sí, sin hacerse mucho de rogar y arropada por un escenario lleno de motivos espaciales (planetas, estrellas y cometas), la cantante surgió de la oscuridad para empezar a entonar los primeros acordes de «La Gracia» a guitarra y voz. Un comienzo sencillo para abrir boca y después continuar con la banda presentando sus nuevas alienadas «El Diluvio Universal«, «El Fango» o nuestra favorita «David Duchovny» que cuenta la historia de cómo le pidieron matrimonio en la planta 102 del Empire State de Nueva York.

Aunque ya estábamos disfrutando de lo lindo con este arranque, tenemos que decir que esto solo era el aperitivo. Como hemos explicado antes, la de Jaén había venido a reivindicar el papel de la mujer en la música, así que después del calentamiento previo, decidió sacar la artillería pesada y empezó a llamar a sus colegas de profesión al escenario. La primera en santificarnos fue la única e inigualable Eva Amaral, que decidió regalarnos su clásico «El Universo Sobre Mi» haciendo una clara alusión a la temática de la noche para luego continuar con la desgarradora «El Frío«. Y así fuimos repitiendo fórmula mientras transcurría la noche, primero las canciones de los tripulantes y después las de la capitana. La siguiente en pasarse por el Botánico fue la cordobesa Vega que decidía rescatar otro animal escénico como es «Wolverines» para después escoger la turbulenta «Camino a L.A.«.

Hasta aquí no había habido ninguna sorpresa puesto que ambas artistas fueron anunciadas con antelación días antes, pero Zahara nos tenía preparada un sopresón llamando al escenario a la que «supuestamente» fue su enemiga cuando ambas empezaron carrera musical. Estamos hablando de Lourdes Hernández, más conocida como Russian Red, que aprovechó unos días de vacaciones en España para apuntarse a la fiesta y regalarnos «Michael P.» y «Oh Salvaje«, la combinación de sus voces suena preciosa, queremos versión de estudio ya. Haciendo un inciso para cantar «Hágase Tu Voluntad» e «Inmaculada Concepción«, la siguiente en subirse a la nave espacial fue la aterciopelada voz de Rozalén acompañada de Beatriz Romero, su inseparable intérprete de lengua de signos . Así sonó «Vuelves» uno de los temas insignia de su meteórica carrera y la rompecorazones «Guerra y Paz«. Aprovechando la presencia de la telonera, Ximena Sariñana también se subió al escenario firmando «Sin Ti No Puede Estar Tan Mal» y derrochar buen rollo con «Caída Libre«.

Sin darnos cuenta estábamos ya en la recta final del show y para llegar a ella, todavía teníamos que darlo todo con el mayor hit de esta era aeroespacial, «Hoy La Bestia Cena En Casa» recreaba entre el púbico la misma fiesta de baile que en el videoclip, además de poder disfrutar de la presencia de la guapísima Macarena García que también aparece en éste. Por si a estas alturas, alguno aún no se ha enterado, es una de sus canciones más polémicas a la par que aclamadas, puesto que frases como «si eres tan valiente, préstame tu vientre» o «véndeme los hijos que tengan tus hermanas» dejan clara su postura acerca de la gestación subrogada además de que han calado hondo entre el público femenino convirtiéndose en un himno para muchxs.

Después de tanto salto, llegaron los bises en los que pudimos coger un poco de aire con la tranquilita «El Deshielo» y luego colofón final con dos covers. La primera, la icónica «Life On Mars» del maestro David Bowie en la que se aprovechaba para llamar a todas las artistas participantes y entonar semejante temazo al unísono. La segunda, «Respect» de la también desaparecida Aretha Franklin en la que se marcó un solo de baile mientras aparecían los créditos de agradecimiento.

En definitiva, una noche de 1o, excelente recinto y organización, maravillosa compañía, admirable cohesión entre el mensaje y el setlist, y por supuesto una ejecución fue excelente… GRACIAS GRACIAS GRACIAS

 

POR EXISTIR, ZAHARA.

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *