Hurts son como el buen vino

hurtspose2

El tiempo pasa volando y si no que se lo digan a los chicos de Hurts uno de nuestros grupos ingleses favoritos que llevan dando guerra desde el 2009, cuando subieron a YouTube su primer video, la maravillosa ‘Wonderful Life’ que nos enganchó al instante. Desde entonces han editado 3 álbumes de estudio, han colaborado con estrellas como Kylie Minogue, Elton John o Calvin Harris, han sido teloneros de Scissor Sisters y han ido de gira por toda Europa donde son casi más famosos que en el Reino Unido, ya lo dice el refrán “nadie es profeta en su tierra”.

IMG_0346 IMG_0348 IMG_0351El pasado 13 de Febrero acudimos al mítico O2 Academy Brixton de Londres para disfrutar su directo por cuarta vez y corroborar que si antes eran musicalmente buenos, ahora son mejores. La presentación en la capital de su último disco Surrender contaba con una sorpresa para sus seguidores, el concierto sería grabado en su totalidad para luego ser editado en DVD o quizás para un videoclip, quién sabe, pronto lo descubriremos, ¡lo mismo salimos y todo! No se nos ocurre mejor sitio ya que esta sala de conciertos es referente en la escena musical del país y ofrece un marco de gran belleza para cualquier espectáculo.

Su gira británica incluía parada en las principales ciudades y contaba en todas ellas con Spector. La banda londinense nos sorprendió gratamente con su indie rock, buena muestra de ello es su conocida ‘Never Fade Away’. Una vez más tengo que aplaudir la elección de los teloneros, siempre tan currada por estas tierras.

El título de su tercer álbum lucía proyectado sobre una gran tela que colgaba del techo, la cual desapareció rápidamente al apagarse las luces y empezó a sonar la intro que abre el disco, ‘Surrender’ seguida de su primer single ‘Some Kind Of Heaven’ daban un pistoletazo de salida a una retahíla de temazos que no paramos de cantar desde el minuto 1.

Particularmente nos llamó la atención la gran cantidad de féminas entre el público que se volvían auténticamente locas por sus ídolos, eso sí, no sabemos si por los huesos del carismático Theo al que vimos muy seguro en el escenario, o por los de Adam que desde que se ha dejado barba ha pasado de ser simplemente “mono” a ser todo un chulazo.

12734169_10153310749202019_7521337532059407051_n 12715449_10153310749112019_5466451232024065754_n 12728950_10153310896227019_6840588790833341602_n

Como esperábamos, una vez más fueron fieles a su estilo vistiendo de negro y lanzando rosas blancas por doquier, aunque en esta ocasión contaron con voces negras tipo gospel para los coros, mucho mejor que aquel horrible cantante de ópera que usaban en la primera gira. Esta novedad engrandece mucho canciones como ‘Why’ la que proponemos ya mismo como nuevo single o la funky-dancy ‘Lights’ de la que somos adictos desde que la escuchamos por primera vez, es distinta y actual, una delicia para los sentidos.

En cuanto al setlist siguen manteniendo la mayoría de canciones de su debut Happiness, que les dieron la fama mundial. No faltaron clásicos como ‘Sunday’, ‘Blood, Tears & Gold’, luces de móviles para ‘Illuminated’ o guitarras sonando con fuerza en ‘Evelyn’, si es la primera vez que vas verles, ésta será una de las que no olvidarás.

Mostrando versatilidad tanto en el terreno de la electrónica como en el de la balada, dominan ambos géneros magníficamente. Tan pronto se marcan una versión acústica de una cara B (‘Affair’), como que rompen la pista con los beats de ‘Better Than Love’, echad un vistazo en el siguiente video, pura descarga de adrenalina.

Sin duda hubiera sido un concierto de 10, sino llega a ser porque solo duró 90 minutos, me supieron a poco si tenemos en cuenta que tres discos pueden dar para mucho. En mi opinión no cuesta nada tocar media hora más “de regalo” para rematar la jugada y que así los fans podamos disfrutar de temas injustamente olvidados como ‘Devotion’, ‘Blind’ o ‘Kaleidoscope’. Al final todo es cuestión de gustos, estoy seguro de que más de uno estaría de acuerdo conmigo, al igual que todos coincidirían en que los bises los clavaron, su himno ‘Stay’ y la tremenda ‘Nothing Will Be Bigger Than Us’ pusieron el broche de oro a la noche. Lo que nos queda claro es que los años y la experiencia en el mundillo les están sentando muy bien, si después de todo este tiempo aún nos quedan ganas de repetir una y otra vez será porque son como el buen vino, cuanto más viejos, mejor nos saben.

Si queréis saber cómo fue su concierto en la gira de Exile también tenemos la crónica de éste en el link: Hurts Un Dolor Muy Placentero

Algunas de las fotos las he tomado de la página de Facebook del O2 Academy Brixton. Si queréis ver más videos de otros conciertos, visitad nuestra galería de En Primera Fila.

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *