Fangoria vuelve a la carretera

IMG_20160407_232533Vuelven a ocupar páginas de actual las reinas del melodrama, del desamor, del desencanto hecho banda sonora de una noche en la pista de baile, del postureo mediático, de la soberbia artística que tan buen resultado les da. En resumen, vuelven Fangoria con una Alaska que sigue sin aprenderse las letras de las canciones (ni  antiguas ni nuevas) y ayer la sentí más lejos del público que nunca. Con el trabajazo del Señor Rafa Spunky -la auténtica figura de los conciertos del grupo-, también cambio de tercio en cuanto a estética, a banda y a cuerpo de baile (adiós época vedettes, hola época bailarines insulsos. -Lara, Susana ¡volved!-); con un setlist centrado en el último trabajo  ‘Canciones Para Robots Románticos’ y con algunas excelentes elecciones procedentes del pasado. Vale que son los conciertos de presentación del disco, que quizá en la gira como tal puedan cambiar el orden y elección de canciones, pero a mi lo visto en la 3a de las 4 fechas que ofrecen estos días en el Teatro Barceló de Madrid, me recuerda a la época algo rancia y oscura de ‘El Extraño Viaje’ y ‘Absolutamente’, intentando recordar que no son ni por asomo todo lo que el público quiere, que cambian de rol sin avisar y que el hedonismo puro de la gira pasada, con temas de épocas ochenteras incluídas, no tiene por qué repetirse.

Trajano! fueron los encargados de abrir la noche, en la que desde el minuto 1, se apreciaba la importancia escénica del nuevo trabajo con figuras geométricas a modo de pantallas aquí y allá y sobre todo con un gran peso de casi todas sus canciones en el setlist, con el resultado de canciones nuevas vitoreadas y coreadas, y otras que dan ganas de irse a por un pitillo aunque no fume una. Es un poco lo que ocurre con el disco en sí, que la parte producida por John Klein es costosa, con letras algo pesadas y algo más oscura, y la de Guille Milkyway es la actual fórmula del éxito fangorio de la que parece que no se quieren mover, aunque tampoco entregar del todo. Que hayan tocado ‘Electricistas’ ‘Me Odio Cuando Miento’ o ‘En la Disneylandia del Amor’ son un regalo para fans de antaño, y a pesar de sus sonidos distintos al de ahora, ya estaba la apisonadora chunda chunda para igualar el asunto a su actual forma musical. De los temas más destacados de la noche, sobre todo laureados por el público, fueron ‘Fiesta en el Infierno’, ‘Eternamente Inocente’, ‘Iluminados’ o ‘Absolutamente’ (el tema escogido para esa noche, en memoria de Sara Montiel y Chus Lampreave).

Entre las gratas sorpresas de la noche estuvo la interpretación de ‘Por Qué a mi me Cuesta Tanto?’ tema creado hace años con una historia truculenta y que toca más de una fibra sensible en ellas, y la otra, fue la suerte de no tener que ver a Mario Vaquerizo usurpando protagonismo presencial ni musical, sólo al final ya sin luces salió para recibir su baño de masas. Aunque se preveen cambios en la gira de Fangoria con respecto a las pasadas (cosa que también me gusta) espero que haya cosas que se revisen, la guitarra del ya conocido Jesús Horror y la de Rafa Spunky ensombrecen en parte el sonido y potencial de muchos de los hits de baile del grupo, la escenografía me gusta bastante, bravo por las proyecciones, y por rescatar temas algo menos evidentes de épocas anteriores (de momento no incluyen ‘No sé qué me das’, ‘Criticar Por Criticar’, ‘Más es Más’, ‘Retorciendo Palabras’,  época Pegamoides/Dinarama entre otras), pero a mi me parece un paso atrás el conjunto del concepto del concierto.

Pues nada, ya las tenemos de vuelta, por delante varias fechas (22 y 23 de Abril en BCN, 6 de Mayo Sevilla, 4 Junio Murcia) y la infinidad de las que se irán uniendo.

 

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *