Eurovisión 2015: ‘El Después’

 

IMG-20150601-WA0026

Sí, lo sabemos de sobra, estáis hartos de leer noticias y artículos acerca del Festival de Eurovisión 2015, todas contando exactamente lo mismo, pero es que la crónica de En 1ª Fila es diferente a las demás ¿Y eso por qué? Porque estuvimos en Viena para vivirlo en primera persona, así que haz click y léenos.

Antes de ir al grano, resumimos en pocas palabras (y video correspondiente) lo que todos ya sabemos:

  • PRIMER TITULAR: Suecia, Ganadora, Måns Zelmerlow, Heroes, Buenorro, se lo merecía.

  • SEGUNDO TITULAR: España, Puesto 21, Edurne, Amanecer, Buenorra, no se lo merecía. Me sumo a la opinión general, con lo bien que lo hizo, tendría que haber quedado mejor posicionada, al menos viviendo la reacción tan positiva del público tras la actuación.

Y ahora pasamos a comentar todo lo relacionado con el Festival desde otro punto de vista tal y como otros no hicieron.

Para empezar me gustaría hablar de Viena como sede organizadora del Festival. Como manda la tradición, se montó la protocolaria ‘Eurovision Village’ en la plaza el Ayuntamiento, el edificio estaba cubierto de banderas multicolor y muchos semáforos de la ciudad cambiaron las típicas imágenes de peatones por parejas LGTB con corazones. Pero aparte de esto, en las zonas más alejadas del centro apenas se podría adivinar que un evento de este calibre se iba a llevar a cabo, si no fuera por los carteles de turno y algún que otro taxi pintado con el logo de este año. ¿En serio se merecía el 60 aniversario del Festival de la Canción más importante del mundo esta fría acogida? Ni me quiero imaginar la que se hubiera organizado en España si llegamos a organizar algo parecido… sin duda los austriacos perdieron una gran oportunidad para dar a conocer las maravillas de su país y hacer que este aniversario sea recordado para siempre entre los seguidores, ojalá los españoles podamos demostrar algún día que sabemos hacerlo mucho mejor, ¡quién sabe!

Mix

El día D amaneció lluvioso en Viena y no dió ninguna tregua en toda la jornada, así que los exteriores del Wiener Stadthalle, el recinto elegido por la ORF (la RTVE austriaca) a pesar de estar animados, no lucieron tanto como estaba previsto entre tanto paraguas y chubasquero junto. Eso sí, la ‘euphoria’ prefestivalera de los eurofans estaba presente en sus banderas nacionales (sin faltar las arcoiris), multitud de disfraces y ganas de pasarlo bien.

disfraz

Una vez pasados los controles de seguridad de rigor, pudimos deleitarnos con el ambientazo de dentro, en el que se podía apreciar que la mayoría de los eurofans provenían del Reino Unido, Suecia y España por goleada. Mientras nos bebíamos unas cervecitas para entonar el cuerpo, pudimos participar en vítores cantados en diferentes idiomas, adquirir artículos de merchandising y admirar el maravilloso vestido con el que Conchita Wurst se proclamó ganadora el año pasado gracias a la ya mítica ‘Rise Like A Phoenix’… ¡Estábamos deseando que todo empezara!

interior

Una vez que encontramos nuestros asientos, pudimos contemplar lo diferente que se aprecia el conjunto cuando lo ves en directo, la ‘Green Room’ donde todos los participantes descansan mientras los demás actúan, está literalmente enfrente del escenario principal, mientras que lo sugerido cuando lo ves desde el sofá de casa, es que ésta se encuentra alejada de toda la multitud. Recordando el escenario, tengo que decir que ha sido uno de los más bonitos que recuerdo en años, se componía de un arco de tubos luminosos cubriéndolo por completo, un suelo con pantallas para hacer planos aéreos y unas esferas colgadas del techo que recreaban a modo de ola el logo del Festival, ¡¡precioso!!

20150524_005002

20150523_204440Otra de las cosas que se tiene la oportunidad de apreciar desde el otro lado del televisor, es cómo se dan serie de advertencias en las pantallas incitando a aplaudir o encender las luces de los móviles para crear ambiente durante las actuaciones. En realidad el show empieza media hora antes que la retransmisión en directo, es entonces cuando se presentan las diferentes delegaciones que van desfilando desde el escenario hasta la Green Room mientras son vitoreadas por los miles de eurofans. Tras este calentamiento, comienza la cuentra atrás de 15 minutos en la que se muestran pequeños videos resumen de la historia del festival, así escuchamos hits como ‘Waterloo’ (Suecia), ‘La La La’ (España), ‘Making Up Your Mind’ (Reino Unido) o ‘Aba-Ni-Bi’ (Israel). El último minuto antes de empezar la conexión internacional, se repasan todos los ganadores… 3 Loreen!!, 2 Emmelie De Forest!!, 1 Conchita Wurst!! Chan chan chan chaaaaaaaan (empieza a sonar la clásica melodía introductoria), aparecen los créditos de ‘Building Bridges’ y la Orquesta Sinfónica de Viena tocando mientras se muestran imágenes de Austria para dar la bienvenida al mundo… ¡BUENAS NOCHES EUROPA! ¡BUENOS DÍAS AUSTRALIA!

Las 3 presentadoras de este año Mirjam Weichselbraun, Alice Tumler y Arabella Kiesbauer contaban con la compañía de la estrella de la noche, la gran Conchita (ya sin el apellido Wurst) que hizo las veces de anfitriona. De Conchita poco más se puede decir que no se haya dicho hasta ahora, es una todoterreno que se atreve con todo y no deja indiferente a nadie allá por donde va, lo mismo se marca un vuelo sobre el público colgada de unos cables al más puro estilo P!nk, que te entrevista a los concursantes, que te canta dos temas de su recién estrenado disco ‘You’re Unstoppable/Firestorm’. Además de tener buena voz, tiene una imagen diferente, es muy glamurosa, sabe hablar perfectamente en inglés, opina de todo pero siempre desde el respeto y lo más importante de todo… es embajadora de un mensaje de IGUALDAD que tanta falta hace hoy en día.

Y tras esta maravillosa introducción, llegó el momento de las esperadas actuaciones, sobre todo las de los países del Big FiveAustralia y Austria que ya estaban preseleccionados para la final y que aún no se habían emitido en directo. En el orden establecido por sorteo, los participantes fueron introducidos previamente mediante diferentes videos presentación que recordaban al programa “Hay Una Carta Para Ti” de Isabel Gemio. Y aquí es donde reside la magia del directo, mientras el resto de Europa está viendo ésto, los asistentes tenemos la oportunidad de ver la preparación del escenario en cuestión de segundos.

Para los que visteis el Festival al completo ¿cuáles fueron vuestras favoritas? Porque para nosotros hubo actuaciones claramente superiores a las demás que luego visionadas en el YouTube no podíamos creerlo. Esta es una de las cosas que más me gustaría resaltar en esta crónica, la televisión lo cambia todo radicalmente gracias a la realización. De esta forma nos parece indignante que países como Francia o Austria que fueron muy aclamados en el directo, luego se relegaran a las últimas posiciones, e incluso canciones muy festivaleras como la de Dinamarca no pasaran a la gran final.

A pesar de estos sinsabores, después de todo nos consuela pensar que en Europa no tienen tan mal gusto si tenemos en cuenta que nuestras favoritas en el directo, fueron también las más aclamadas durante toda la noche. De esta forma disfrutamos con las actuaciones de Rusia y su gran balada, la original puesta en escena del jovencísimo representante belga, los rítmos étnicos de Aminata en ‘Love Injected’, las miradas y juegos con la cámara de los noruegos y los vozarrones del trío italiano Il Volo.

Nos dio mucha pena que Estonia, nuestra favorita, no ganara, pero este año el nivel estaba muy alto y el sueco llevaba un buen tema, con una buena puesta en escena y por qué no decirlo también… por estar muy bueno. Es cierto que como todos los años algunos países trataron de llamar la atención llevando “algo distinto” pero el grupo finlandés compuesto por gente con Síndrome de Down o la cantante polaca en silla de ruedas no convencieron ¡¡y menos mal porque nos horrorizaban un poco  ambos!!

Y como buen Festival de Eurovisión que se tercie, no faltó la tensión a la hora de las votaciones, países vecinos que se votan entre sí, algún que otro punto sorpresa y corresponsales muy pintorescos (no podemos quitarnos de la cabeza a la Yoko Ono australiana). Pero si por algo será recordada la votación de este año, será por el duelo entre Rusia, Suecia e Italia. Hemos de reconocer que en ciertos momentos el colectivo LGTB europeo se imaginó viajando a Moscú el próximo año, con el peligro que eso supone si Putin y los suyos averiguan de tu condición sexual. Por este motivo, los abucheos a Polina Gagarina fueron constantes y las ovaciones exageradas cuando los italianos obtenían la máxima puntuación o el sueco remontaba al primer puesto. La pena de todo esto es que una buena canción se quede a las puertas de ganar por culpa de la política homófoba más vergonzosa que se ha visto en los últimos años. Esperemos que los rusos pillen la indirecta y aprendan a RESPETAR y ABRIR LA MENTE.

Y hasta aquí mi resumen, una gran experiencia, sueño cumplido y con ganas de repetir el próximo año, esperemos que hayáis disfrutado leyendo, os dejamos con el orden de actuación de los países por si estáis interesados en alguna de las canciones.

  1. Eslovenia: Maraaya – Here For You
  2. Francia: Lisa Angell – N’oubliez pas
  3. Israel: Nadav Guedj – Golden Boy
  4. Estonia: Elina Born & Stig Rästa – Goodbye To Yesterday
  5. Reino Unido: Electro Velvet – Still In Love With You
  6. Armenia: Genealogy – Face The Shadow
  7. Lituania: Monika Linkyte & Vaidas Baumila – This Time
  8. Serbia: Bojana Stamenov – Beauty Never Lies
  9. Noruega: Morland & Debra Scarlett – A Monster Like Me
  10. Suecia: Mans Zelmerlöw – Heroes
  11. Chipre: John Karayiannis – One Thing I Should Have Done
  12. Australia: Guy Sebastian – Tonight Again
  13. Bélgica: Loïc Nottet – Rhythm Inside
  14. Austria: The Makemakers – I Am Yours
  15. Grecia: Maria-Elena Kyriakou – One Last Breath
  16. Montenegro: Knez – Adio
  17. Alemania: Ann Sophie – Black Smoke
  18. Polonia: Monika Kuszynska – In The Name Of Love
  19. Letonia: Aminata – Love Injected
  20. Rumanía: Voltaj – De La Capat
  21. España: Edurne – Amanecer
  22. Hungría: Boogie – Wars For Nothing
  23. Georgia: Nina Sublatti – Warrior
  24. Azerbayán: Elnur Huseynov – Hour Of The Wolf
  25. Rusia: Polina Gagarina – Million Voices
  26. Albania: Elhaida Dani – I’m Alive
  27. Italia: Il Volo – Grande Amore

Antes de despedirme, me gustaría dar las gracias a la persona que hizo que todo esto fuera posible, Ni Suecia, Ni Rusia o Italia… My 12 points go to Mr. Joe!!! Thanks for this amazing present I will never ever forget ♥

Si queréis leer más de lo que opinamos del Festival, también tenemos publicado EL ANTES

2 comments on “Eurovisión 2015: ‘El Después’”

  1. Pingback: EUROVISIÓN 2016: El Antes – En 1ª Fila

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *