Dorian, diez años y una vida

dorianLa fórmula se repite, sacas disco, haces gira presentación, regira, festivales y si aún así tienes apetito, te embarcas en conciertos despedida, los resultados a bandas y artistas de distintos estilos son más que evidentes y ahora era el turno de Dorian. En su recopilatorio por una década en la música, han seleccionado unos cuantos platos suculentos en forma de éxitos, consiguiendo reunir alrededor de la mesa a público de todo tipo, desde quienes les siguen desde aquellos inicios en los que conquistaban pequeñas salas inhóspitas, quienes bailan sus éxitos desde adolescentes sin saber de quién son esas canciones y quienes les han conocido por su participación en la BSO de la taquillera  ‘A tres metros sobre el cielo’.  Han elegido cuatro fechas para la Despedida de ‘Diez años y un día’ -con la que llevan más de año y medio recorriendo festivales y salas de todo tipo, tanto en España como en Latinoamérica-, y Barcelona y Madrid han respondido con sendos carteles de ‘no hay entradas’ y ellos, con un concierto repleto de recuerdos para los nostálgicos de los inicios y una vuelta a su sonido habitual tras la incorporación de cuerdas en los conciertos que esta última gira demandaba.

La Riviera llena para recibir a la banda con un guitarrista más incluso, con uno de los temas inéditos que incluía el recopilatorio y que han sido recibidos con más aplausos por el público, ‘Los amigos que perdí’ se convierte en otro de sus temas fetiche que probablemente les acompañe en sus próximas giras, a pesar de lo acostumbrados que estamos, qué difícil debe ser para los grupos encontrar en cada disco una canción, que supere en aceptación o iguale éxitos tan trillados como ‘Verte amanecer’, la magnífica ‘El temblor’ o ‘Paraísos artificiales’. Sorpresas en el repertorio no sólo al incluir algunas poco habituales como ‘Solar’ o ‘Tan lejos de ti’ que ya sonaban en el Nasti por allá por 2007, sino por regalar un set acústico breve pero sorprendente, en la barra central de la Riviera, para delicia de quienes lo vivimos. Qué rápido se pasa el tiempo cuando muchas de las letras  nos transportan a las noches más oscuras de Dorian, cuya música  iluminaban las nuestras en cualquier pequeña sala de cualquier ciudad que se tercie, ‘A cualquier otra parte’ cerró más noches de las que nos acordamos, pero en este caso la elegida para culminar la noche fue su éxito rejuvenecido ‘Tormenta de Arena’ con la que llegan a nuevos y antiguos, pero que a todos hace bailar por igual. Entre sus planes próximos está el reencuentro con la naturaleza, mientras se embarcan en su próximo disco para el que auguramos, nos volverán a conquistar.

 

 

 

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *